QUERER SER AMIGO DE TUS HIJOS

“La Amistad, Se Da Con EL Respeto”

Belinda de Oxnard, California, nos pregunta:

Gracias greco por todas estas lecciones que compartes. En tu artículo “El amor de Los hijos”, hablas de que un padre debe de ser un padre no un amigo.
¿Puede uno ser padre y amigo a la vez? Tengo 2 hijas y la pequeña está en los 15 años y tiene un carácter fuerte, ¿De qué manera pudiera ganarme su confianza como madre? ¿Es bueno hacerle saber que también puedo ser su amiga? ¿Qué me recomiendas?

Belinda,

Es una buena pregunta y la respuesta de mi punto tiene 3 factores importantes; Lo emocional, lo racional y el miedo.

Unos años atrás un amigo me compartió lo mismo que tú, “Quiero ser amigo de mis hijos”, le contesté lo siguiente: “Yo no quiero ser amigo de mis hijos. Quiero ser el padre de mis hijos”.

Mi racionamiento fue el siguiente, “Ser el padre significa respeto de parte de tus hijos” y “La amistad se da después, en el futuro y no en el presente”

Querer ser amigo de tus hijos, es emocional y el padre cae en una trampa la cual perjudica en un futuro la relación padre/hijo. La amistad no se piensa cuando el hijo es menor de 13 años de edad. Querer ser amigo ocurre cuando los hijos son mayores de 15 años, o sea, en la adolescencia.

Tu hija no está moralmente o intelectualmente preparada para ser un amigo con sus padres. Si no hay respeto, no existe la autoridad. Cuando le das consecuencias y por esa falta de respeto, te va a ver como un hipócrita; porque un amigo no da consecuencias.

Belinda, piensa en lo siguiente:
  1. Querer ser amigo (amar) es la parte emocional de un padre. Cuando tus hijos no hacen lo que deben de hacer, te sientes manipulada por tu hijo.
  2. Cuando das consecuencias, no funciona.
  3. Si no hay Respeto, es difícil ser amigo de tus hijos y se pierde el amor (emocional).
  4. Racional es la parte funcional que es cambiar pañales, alimentar, educarlos.
  5. Si enseñas a tu hijo a tener respeto de 0 a 10 años, la amistad se dará sola, pero sin respeto, no habrá amistad.  
Te recomiendo lo siguiente con tu hija:

Invítala a cenar sola, empieza la conversación de la siguiente manera, “Hija quiero pedirte perdón si he hecho algo que no te guste” “Dime 2 cosas que te molesten que hago y quieras que pare de hacer”

Deja que se abra contigo, la manera de hacerlo, es haciendo preguntas, te callas y escucha lo que te dice. Toma tiempo para estar con ella sola, y siempre haciendo preguntas y poco a poco te va compartir como piensa y lo que hace y cuales son su metas.

Recuerda, “Tu hija no es tu amiga, tu hija es tu hija” la amista se dará en el futuro, así que empieza a trabajar en eso.

Finalmente piensa en esto: "Creo que los padres a menudo cometen el error de querer ser amigo de sus hijos. El niño no está preparado moral, emocional o intelectualmente para desempeñar ese papel”

0 comentarios:

Publicar un comentario