EVITA DISCUTIR CON TUS HIJOS - 5 COSAS QUE NO DEBES HACER

¿Te Retan Tus Hijos?

¿Has tenido una conversación con tu hijo semejante a la que sigue?

Le dices a tu hijo, "No vas a ir al concierto y eso es definitivo"
Tu hijo te dice, “La mamá de José lo deja ir”, ¿Por qué no me dejas ir?

Le contestas, "No me importa lo que hace la mamá de José”. Él te responde, ¿Y eso que importa?  Te dije que si no traías buenas calificaciones, no podrías ir.

Él insiste, ¡No es justo! Nunca me dejas hacer lo que otros niños de mi edad pueden hacer. ¡Eres una bruja!

Qué Hacer ante este tipo de comportamiento

El inicio de este comportamiento de un adolescente, tiene inicio antes de los 10 años, y solo que se manifiesta cuando son adolescentes. Esto puede ser la falta de  establecer límites y comportamientos adecuados cuando tus hijos estaban creciendo y esa conversación es el resultado.

Estamos tan ocupados "haciendo nuestras tareas" que no paramos a reflexionar sobre lo que estamos haciendo todos lo días, y lo que hacemos con nuestros hijos es ineficaz.

Por eso entras en argumentos con tus hijos, te sientes completamente frustrado y no sabes que hacer para que no siga ocurriendo.

Para no reaccionar y discutir con tus hijos, necesitas querer cambiar para que tus hijos cambien. Te comparto 5 cosas que te pueden ayudar a prevenir una discusión.

  1. No ignores el patrón en tu relación con tu hija/o: Presta atención cómo reaccionas a lo que tu hija/o hacen. Ella te dice algo y tú te enganchas a lo que te contesta y quieres ganarle a lo que dice. Ahí empiezas a discutir.
Mi recomendación es lo siguiente: En vez de decirle que no va ir al concierto, mejor pregúntale lo siguiente; Hija, ¿Cómo estuvieron tus calificaciones esta ultima vez? Deja que conteste, y a lo que contesta, hazle una pregunta, ¿Hija, Cuál es la regla de las calificaciones?  Te callas y esperas a ver que contesta.

  1. No asumas que tu hijo dejará de discutir: Tu hijo no va a cambiar su propio comportamiento. Tus hijos siempre buscan como obtener lo que quieren y siempre nos están retando desde pequeños. Ellos harán lo necesario para obtener lo que quieren. Esto es un comportamiento que simplemente necesita trabajo de tu parte y debes aprender nuevas formas de tratarlas.
Una discusión con tus hijos no ocurre “sin ti”, es necesario que desees cambiar para ayudar a cambiar a sus hijos. Mejora la manera de comunicarte con tus hijos, y puedes empezar por, “dejar de decirles las cosas y empieza a usar preguntas en la conversación”

  1. ¿Qué tipo de relación deseas tener con tu hijo?: Cuando los hijos son menor de 10 años, es más fácil hacer los cambios o ajustes a los comportamientos de los hijos. Si tú y tu pareja no tuvieron regalas de que hacer o no hacer con sus hijos desde pequeños, los retos que tengan, serán más difícil de corregir.
Todos queremos ser buenos padres. Pero es más importante ser padres efectivos y esto se logra con reglas (límites), consecuencias, darles tiempo, hablarles con preguntas y tener paciencia.

  1. No dejes que los desacuerdos estallen: Esto ocurre porque no establecemos límites antes de que las cosas ocurran. No tenemos una estrategia para lidiar con un mal comportamiento, y ellos lo hacen, porque saben que pueden y porque no hay consecuencias a sus actos.
Nosotros como pareja nos pusimos de acuerdo entre nosotros en lo que “Íbamos hacer y no íbamos hacer con nuestros hijos” y lo más importante fue, establecer reglas y consecuencias a lo que hacían que no deberían hacer.

  1. No te rindas porque puede haber cambio en cualquier comportamiento: cuando entramos en discusiones es muy difícil frenarnos. Una vez estamos en una discusión con nuestros hijos, nos sentimos impotentes por no saber qué hacer. No existe una situación que no se pueda mejorar y cambiar, cuando uno está dispuesto a intentar.
Es más fácil el cambio cuando la pareja están de acuerdo y firmes en confrontar el comportamiento de sus hijos. Si no pueden solos, busquen ayuda de alguien que su hijo respete.

Recuerda una cosa, “Lo que te pasa con el comportamiento de tus hijos, también le pasa a otros padres” Si estás dispuesto a tener una mejor relación con tus hijos, ya estás en el camino a un cambio.


0 comentarios:

Publicar un comentario