LAS SORPESAS DE TUS HIJOS


“Tus Hijos Te Van A Sorprender, Así Que Prepárate”

¿Te has dado cuenta que tus hijos de vez en cuando o de repente te sorprenden?

Cuando tu hijo te da una sorpresa, puede ser buena o mala, esto depende de lo que hacen y más importante de como reaccionas a la sorpresa.

Por ejemplo, “Tu hijo entra a la casa y te dice que se le cayó la lata de pintura en la cochera” o “Tu hija te llama y te dije que le chocaron el carro” o “Te hablan de la escuela, diciéndote que tu hijo se golpeó o que no lo encuentran en la escuela”

¿Cómo reaccionarías ante estas sorpresas?

Este tipo de sorpresas, vienen hacia ti y te recomiendo que no reacciones, hasta que sepas todos los detalles. Si reaccionas inmediatamente, te afectará de una manera negativa, así que respira, piensa y decide que hacer.

Pero existen otras sorpresas más alarmantes, por ejemplo: te encuentras a tu hijo de 5 años arriba de las mesa jugando con un cuchillo, te das cuenta que tu hijo de 3 años se cayó en la piscina de tu casa, o te encuentras a tu hijo de 9 años jugando con cerillos. ¿Cómo reaccionarias?

Mi pregunta es: ¿Qué tienen en común todas estas actividades?
La respuesta es que, todas llevan cierto grado de riesgo con el potencial de que ocurran cosas malas, ya sea una lesión física o incluso la muerte, o el secuestro.

Mira lo que me pasó: Un día Kostas de 4 años de edad, se me desapareció en su patineta entre una multitud de gente en una calle peatonal. Después de 10 minutos, no sabía que hacer; pensé por un minuto y fui a la estación de policía de esa calle y al entrar, ahí estaba Kostas. ¡El estrés se me quito inmediatamente!

Piensa en lo siguiente, “Es imposible proteger a tus hijos las 24 horas, así que ensénales a ser independientes los más rápido posible” Esto se logra dejándolos que ellos intenten hacer las cosa por sí mismos desde pequeños, así es como aprenderán.

Ahora fíjate en lo siguiente, “Cuando los padres se preocupan, no le ayudan a sus hijos al no permitir que ganen experiencias que construyen confianza que es esencial para su éxito en su vida”.

Ahora, te comparto mi secreto de como trataba las sorpresas de mis hijos: mi regla siempre ha sido de no reaccionar a lo que hacían. Desde pequeños los dejaba que hicieran las cosas por sí mismos, esto les enseñó a ser independientes. Y fue muy importante hacerles preguntas, por ejemplo, ¿Que harían si están con sus amigos y no se sienten confortables con lo que están haciendo? ¿Nos hablarían?

Finalmente te recuerdo, “Tus hijos te van a sorprender, como reaccionas a las sorpresas es importante, así que antes de que reacciones, respira, piensa y decide que hacer” 

0 comentarios:

Publicar un comentario