NO PROMETAS LO QUE NO PUEDES CUMPLIR A TU FAMILIA


¿Sabes Lo Que Ocurre Cuando Prometes y No Le Cumples a Tus Familia?

Mi mentor me decía, “Prometer es una declaración de que algo se cumplirá, pero puede que no se cumpla”. 

Cuando prometes algo, debe ser una garantía puntual expresa y significa una indicación de lo que se puede esperar de ti.

Así que te recomiendo que cuando prometas algo a alguien, cumplas lo que prometiste, especialmente a tu familia.

Es importante cumplir tus promesas hacia otros e igual a tu familia, pero más importante a ti mismo.

El no cumplir con tus promesas, lo relaciono igual a mentir. Ya sabemos que cuando mentimos, el resultado por lo general no es bueno. Pero cuando le prometes a tu familia y no cumples, empieza una rutina de incumplimiento hacia ellos.

¿Te has puesto a pensar cuantas veces al día le prometes algo a tu familia sin pensar lo que les prometes? Si no cumples, con lo que prometiste,  esto poco a poco va dañando la relación con ellos.

Siempre he cuidado de no prometer algo que no pueda cumplirle a mis hijos porque no quería decepcionarlos, como a mí me decepcionaron mis padres al estar creciendo. Y creo que cumplirles a ellos ha sido algo muy importante para nuestra relación, ellos saben que pueden contar con su padre.

¿Imagínate el efecto negativo que les haces a tus hijos si no les cumples?

La importancia de una promesa, es que permiten sentirnos seguros y evitar situaciones y personas, que no nos hacen sentir seguros. O sea la confianza es muy importante.

Te comparto lo que pasa cuando un padre no cumple sus promesas:

    1.    Si no cumples tus promesas, es difícil tener lo que deseas en tu vida.
    2.    Cuando no mantienes una promesa a tu familia, les comunicas a ellos que no los valoras.
    3.    Le dices a tu familia que optaste por algo más importante, de lo que les prometiste.
    4.    Cuando rompemos pequeñas promesas, ellos y otros aprenden que no pueden contar contigo.
    5.    Cuando le mientes a tu familia o amigos, poco a poco vas dañando la relación con ellos.
    6.    Cuando prometes  y no cumples, no valoras tu propia palabra.
    7.    Puedes dañar tu autoestima, la autoestima de ellos y tu vida.
    8.    No solo puedes romper el vínculo de confianza que tienes con tu familia, sino que pierdes su amistad y confianza.
    9.    Haces que se enojen contigo
   10. Pierdes tu credibilidad
   11. Pierdes confianza
   12. Pierdes afinidad
   13. Pierdes dinero

Pregúntate,

    1.    ¿Cuál es mi motivación detrás de las promesas que hago?
    2.    ¿Por qué estoy haciendo un compromiso con mi hijo, o mi pareja?
    3.    ¿Cuál es mi intención?
    4.    ¿Cuál es la consecuencia?
    5.    ¿Estoy haciendo esta promesa para otros o por mí?

A veces hacemos algo sólo por buenas intenciones. Otras veces es por lo que recibiremos. Pero puedes creer que necesitas decir "sí", para obtener lo que quieres o para asegurarte que otros te aprecien.

A veces les dices a tus hijos lo que crees que quieren escuchar para que sean felices. Sin darte cuenta, esto tiene consecuencias porque no los puedes mantener felices toda su vida, ya que existen las decepciones.

La importancia de una promesa, es necesaria porque permiten sentirte seguro y te ayuda a evitar situaciones o a personas que no te hacen sentir seguro.

Si alguien cumple una promesa, forma un vínculo con la otra persona; mientras que si esa misma persona rompe la promesa, rompe el vínculo de confianza en su relación contigo.

Recuerda, “Que cuando no cumples lo que les dices a otros especialmente a tu familia, tu marca y reputación se daña”

0 comentarios:

Publicar un comentario