MAESTROS DE LA MANIPULACION: Como Tus Hijos Te Controlan Con Su Comportamiento


¿Sabes Que Nuestros Hijos Nos Entrenan Y nos Manipulan?

¿Te desesperas y no sabes qué hacer cuando tu hijo quiere hacer lo que desea?

Nuestros hijos aprenden a usar sus encantos y fortalezas desde pequeños para salirse con la suya y así negociar más poder en la familia. Es parte de su rutina normal.

Nuestros hijos nos manipulan de 2 formas, La manipulación inofensiva y la inapropiada.

La manipulación inofensiva: tu hijo quiere ir a una fiesta el sábado, se ha portado muy bien contigo toda la semana, y a la vez ha obtenido buenas calificaciones porque ha hecho su tarea. Su trato y encanto contigo, es apropiado e inofensivo.

La manipulación inapropiada: se puede ver cuando un hijo le dice algo a un padre en contra del otro, para obtener lo que quiere. Otro ejemplo, es cuando previamente tu hijo te ha mentido y trata de manipularte con su dulzura, para poder salir el viernes a una fiesta. Cuando esto ocurre ya sabes que no puedes tener confianza en él.

¿Qué harías si te ocurriera lo siguiente?

Supongamos que tu hijo por la tarde se enojó contigo, y más tarde terminó tirando todo fuera de su habitación, incluyendo su colchón. Aparte hizo un agujero en la pared y rompió la puerta.

Muchos padres serian controlados por su hijo, pero, si a ti te ocurriera ¿Qué harías?  

Cuando el comportamiento manipulador es un problema

El verdadero problema con la manipulación es cuando los niños usan amenazas de comportamiento para manipularte, como en el caso anterior.

En este tipo de manipulación, tu hijo te dice: “O me dejas hacer lo que quiero hacer o habrá consecuencias”.  En esta situación, la manipulación se convierte en un juego de poder y control para tu hijo, y ahí es donde se vuelve peligroso para los padres.

Cuando los niños luchan con sus padres por el poder y el control de las cosas, el niño hace cosas que son inapropiadas y los padres hacen cosas que son ineficaces. Aquí no te puedes rendir y necesitas tomar control de la situación.

Como inicia La lucha de poder

Tu hijo te pregunta, ¿Puedo salir esta noche con mis amigos?
Tú le contestas, “No, si no has terminado la tarea, no puedes salir hasta que la termines”.  La voz de tu hijo se vuelve más fuerte y se resiste a hacerte caso.

Puede que pienses que es por el estrés y frustración de tu hijo. Realmente es una señal de que tu hijo está tratando de manipular la situación, y a ti también, a través del poder.

Tu hijo piensa que si alza su voz más fuerte inclinará el equilibrio en su dirección. Él está tratando de tener el poder y por eso es abusivo verbalmente para salirse con la suya.

Ten cuidado y trata de entender esto y mi recomendación es que no te enganches con tu hijo, y deja que se calme.

Como responder a la manipulación de poder de tu hijo

Cada vez que tu hijo trate de usar el poder, necesitas tener cuidado de como respondes. Primero, no puedes rendirte, ni puedes negociar mientras esté actuando de esa manera. Si tu hijo levanta la voz cuando escucha la palabra no o te grita, di lo siguiente:   

"No hablaremos de esto si levantas la voz o si empiezas a amenazarme

Recuerda, debe de ser un comportamiento intimidante y amenazador. Tu hijo te está manipulando y está diseñado para hacerte retroceder y hacerte enojar.

Por lo general, cuando los niños usan este tipo de comportamiento, ya han actuado de esa manera en el pasado y se han salido con la suya.

Recuerda: La discusión ha terminado referente, si puede salir con sus amigos.
Ahora la discusión se trata de: “que tiene que controlar su voz y su comportamiento”

Cuando existe este tipo de situación con tu hijo, lo mejor es no engancharte y ahí es cuando debes alejarse y decirle:

"Hablaremos de esto cuando te calmes".

Otra respuesta apropiada en esta situación es que con mucha calma y sin hostilidad le preguntes a tu hijo:

¿Estás tratando de intimidarme?, o ¿Estás tratando de intimidarme ahora mismo?

La mejor solución, es el poder de buenas preguntas para calmar la situación:

   1.    Le da al niño comentarios directos de que te está acosando y no es apropiado.
   2.    Le revela por lo que estás pasando.
   3.    Quita parte del poder, del poder que está utilizando.
   4.    Al identificarse con la pregunta, tiende a neutralizarlo hasta cierto punto.
   5.    Pero recuerda, si tu tono es hostil, va a sonar como un desafío para tu hijo, y no queremos que esto ocurra.
   6.    Solo queremos cuestionarlo. Así que simplemente pregúntale si está tratando de acosarte.

Con suerte, tu hijo se dará cuenta de que ahora están hablando de su poder, y no de salir con sus amigos. Si él te dice que sí, está tratando de acosarte, y tu respuesta debe ser:

Bueno, ¿Crees que eso te ayudará a resolver tu problema?

Si él te dice que no, te está tratando de acosarte, entonces dile que por favor baje su tono de voz.

Finalmente

El mensaje que le estas dando a tu hijo, es darle opciones de decisiones. Esto lo reenfoca a la conversación al nuevo problema, cual es el problema real y es el que te está manipulando para ganar poder y control.

La conversación ya no se trata de salir con sus amigos, la conversación ahora se trata sobre su intento de intimidarte y él debe entender que la intimidación no le dará lo que quiere.

Como padre o madre, necesitas aprender a tomar control de la manipulación o mal comportamiento de tu hijo. La mejor manera es por medio de preguntas y mantenerte calmado y no perder el control.

Tu comentario ayudará a otros.


0 comentarios:

Publicar un comentario