UNO DE LOS MEJORES CONSEJOS: “SOLO EXPLICALES UNA VEZ”


¿Sabes Cómo Tratar Una Discusión Difícil Con Tu Hijo?  

¿Te desesperas y no sabes qué hacer?

Como padre te recomiendo un consejo que a menudo se lo comparto a padres, cuando han tenido una conversación difícil con sus hijos. Este consejo nos ayudó a nosotros a no estresarnos cuando teníamos una conversación con nuestros hijos.

El Consejo es:

“Solo explícales a tus hijos una vez y luego aléjate de ellos”

Por lo general, cuando tratas de que tu hijo entienda y esté de acuerdo contigo, o tratar que haga algo que debe de hacer en una discusión, esa discusión es difícil que termine.

La verdad es que nunca entienden y van a ver las cosas de una manera diferente. Los niños y los adultos, siempre tienen diferentes perspectivas. El hecho de que no te entiendan, es porque van a ver las cosas de manera diferente que tú.

¿Recuerdas cuando tenías 15 años de edad y trataste de explicarle algo a tu mama y sentiste que no le entendía a tu punto de vista?

Los niños y los adultos tienen diferentes perspectivas. Si crees que tu hijo va aceptar tu lógica, vas a pasar mucho tiempo y energía tratando que entienda. Entiende que simplemente no va entender.

Como padre, creer que no entiendan es difícil de entender. No eres el único padre que se siente que las cosas serían más fáciles si solo nuestros hijos entendieran, porque queremos que hagan ciertas cosas, como sus (responsabilidades).

Entiende que la mayoría de los niños no están interesados ​​en el "por qué" y muchos ni siquiera son capaces de entender el "por qué". Y forzar el tema, simplemente lo empeora.

“Ellos solo quieren venderte la idea, para que les permitas que lo hagan”.

Te recomiendo el siguiente link:


Te comparto como nosotros tratábamos este tipo de situaciones con nuestros hijos:

Escucha a tu hijo

Cuando tu hijo discuta sobre una decisión que el haya tomado o un límite que tu hayas establecido, escúchalos.

Diles que los admiras por compartir sus opiniones y luchar por su causa. Pero no tienes que ceder y no tienes que seguir explicando tus razones. Es importante entender esto, porque no ganas nada.

Aléjate cuando sea necesario

Cuando mi hijo a los 16 años de edad empezó a retarme, yo sabía que no llegaríamos a una conclusión. Ahí empecé a retirarme de un argumento no resuelto y me di cuenta que era muy efectivo al alejarme.

Las diferentes perspectivas no tienen que ser reconciliadas. Está bien que tu hijo se sienta infeliz o decepcionado. Y no tienes que involucrarte en una discusión, depende de ti si quieres participar en una discusión, pero te recomiendo que no lo hagas. Solo inténtalo y tu decidirás que hacer en un futuro.

Trabaja en tu propio cuidado personal

Todos queremos que nos comprendan, y estamos seguros de que podemos hacer que otros nos comprendan si solo nos escucharan.

Mi consejo es que te tomes el tiempo que hubieras pasado discutiendo, y en cambio, dedícale tiempo a cuidarte tú mismo: sal a caminar, lee un libro, deja que tu mente se relaje del comportamiento de tu hijo.

Recuerda, solo necesitas explicarles las cosas a tus hijos una vez y sigue adelante con tu día. Tendrás mucha más energía como resultado y tu preocupación disminuyera con el tiempo.

Pensamiento final

Me gusta compartir ideas y opciones con padres que pasan con desafíos y ver que tienen éxito cuando ven un mejoramiento en el comportamiento de sus hijos. Nuestros hijos pasan por etapas fáciles y difíciles, el reto es guiarlos en cada etapa de sus vidas.

“La recompensa de un padre, está en el futuro, cuando veas a tu hijos exitosos”

Déjanos un comentario abajo, ya que ayuda a otros:


0 comentarios:

Publicar un comentario