¿TUS HIJOS TE RESPETAN? 9 MANERAS PARA CAMBIAR SU ACTITUD



¿Muestra Tú Hijo Constantemente Una Conducta 
Irrespetuosa hacia ti u otros?

Si te gustaría mejorar la actitud de tu hijo, te voy a compartir 9 formas que te pueden ayudar a cambiar la manera que tus hijos se comportan en casa, en público y contigo.

Nuestros hijos necesitan ser enseñados a ser respetuosos, porque los niños no nacen con un sentido incorporado de respeto por los demás. Piénsalo, desde el nacimiento, los niños tienen que manipular su mundo para satisfacer sus necesidades y lo hacen naturalmente llorando.

Nuestros hijos aprenden naturalmente, el llanto, la manipulación y la falta de respeto; Nuestro trabajo de padres es enseñarles a ser respetuosos.

¿Por qué nuestros hijos son irrespetuosos?

Los niños son irrespetuosos, como discutir con los adultos, los ignoran abiertamente, usan lenguaje grosero, tiene mala actitud, no usan modales o no respetan a los que tienen autoridad.

Lamentablemente, esto se ha convertido en la norma para muchos niños y adolescentes. Pero,  ¿Por qué? ¿Qué ha ocurrido hoy en día? En mi opinión, las películas, la música y los videojuegos parecen glorificar una forma irrespetuosa, enojada y grosera de tratar con los demás.

Este comportamiento de un hijo ocurre por falta de enseñar valores, reglas y darles tiempo a los hijos antes de los 10 años de edad. Una vez lo detectas con tu hijo, necesitas invertir tiempo y enseñarle a ser respetuosos.

El mal comportamiento de un hijo, es porque los padres no han establecido una cultura firme de responsabilidad en su hogar. El padre por estar ocupado, se le hace más difícil responder de inmediato a sus hijos.

Un Error: es fácil dejar que las cosas ocurran cuando estás cansado y estresado por trabajar tan duro.

Es importante ver a tus hijos de manera realista, tomar en cuenta sus fortalezas y sus áreas de debilidad. Esto te ayuda a ver un comportamiento inapropiado a medida que sucede y enfrentarlo, y no presentar excusas ni ignorarlo.

Ahora, ¿Cómo puedes cambiar el comportamiento irrespetuoso de tu hijo? Te comparto 9 cosas que puedes iniciar hoy y recuperar el respeto de ellos:

    1.    Recuerda que tu hijo no es tu amigo: no quieras ser el amigo de tu hijo, él es tu hijo y tu trabajo es entrenarlo para que pueda funcionar en el mundo. Y necesitamos enseñarles a comportarse respetuosamente con los demás, no solo con contigo.

Si tu hijo empieza a retarte, pregúntate: ¿permitieras que tu vecino o a un extraño le hablaran así? Si la respuesta es no, no dejes que tu hijo lo haga contigo.

Hoy en día, tu trabajo es ser padre, maestro y establecedor de límites, no el amigo que lo deja escapar con las cosas. En el futuro tu hijo se convertirá en tu amigo.

    2.    Detecta con anticipación la falta de respeto temprano: si tu hijo es grosero o irrespetuoso, inmediatamente le preguntas, ¿Es correcto que me hables de esa manera?

Cuando tus hijos son pequeños, necesitan tener consecuencias y serás recompensado en el futuro. Yo siempre pensé lo siguiente, “Lo que haga o no haga hoy con mis hijos, el resultado lo veré en el futuro”. Siempre piensa en la adolescencia de tus hijos.

    3.    Ponte de acuerdo con tu pareja: es muy importante que una pareja estén de acuerdo cuando se trata del comportamiento de su hijo. Asegúrate no permitir el comportamiento irrespetuoso, mientras tu pareja está tratando con ese reto.

Siéntate con tu pareja y hablen del comportamiento y cuál será la consecuencia de tu hijo si no cambia.

    4.    Enseña a tu hijo habilidades básicas de interacción social: yo aprendí a tenerle respeto a las personas adultas, así que pienso que enseñar a nuestros hijos modales básicos como decir "por favor" y "gracias", es muy importante.

Tus hijos siempre tendrán que tratar con gentes adultas, como maestros, un jefe de trabajo, o cualquier persona que nos atiende. Tener buenos modales le ayudará a tus hijos por el resto de su vida.

Un simple "perdón" o "gracias", son una forma de empatía. Enseña a tus hijos a respetar a los demás y reconocer su impacto en otras personas. Cuando lo piensas, el comportamiento irrespetuoso es lo opuesto a ser empático y tener buenos modales.

    5.    Se respetuoso cuando corrijas a tu hijo: cuando tu hijo es irrespetuoso, necesitas corregirlo de una manera respetuosa. No te ayudará tu relación con tu hijo si le gritas o te enojas. De hecho, a menudo solo aumenta su comportamiento irrespetuoso y es difícil ser un maestro eficaz.

Te recomiendo que intentes hablar con tu hijo en un lugar neutral como una cafetería. Ahí nadie grita y la conversación es más fácil. Usa estos incidentes como momentos de enseñanza.

    6.    Establece expectativas realistas para el comportamiento de tu hijo: ten cuidado las expectativas que tienes para tus hijos. Si a tu hijo no le gusta los viajes largos por auto, no planees uno. Si no le gusta estar al lado de mucha gente, no planees un cumple años con mucha gente, ya que puede tu hijo sentirse mal.

La intención es buena, pero el resultado puede ser malo. De vez en cuando necesitas explicar bien las cosas y poner límites a tus hijos y lo que esperas de ellos. Por ejemplo, si van a salir a cenar, se claro con tus hijos sobre lo que esperas de ellos.

Esto no solo les ayudará a la conducta sino que de alguna manera les ayudará a sentirse más seguros.

    7.    Aclara los límites cuando las cosas están calmadas: cuando tu hijo es irrespetuoso, ese no es el momento ideal para hablar con el sobre límites y consecuencias. Más adelante, puedes hablar con tu hijo sobre su comportamiento y el incidente que ocurrió.

    8.    Háblales sobre lo que sucedió después: si tu hijo es irrespetuoso o grosero, háblale sobre lo que sucedió, una vez que las cosas estén calmadas. El mejor lugar para hablar con ellos es en una cafetería, esto asegura de que ponga atención.

Háblale con preguntas. Hijo sabes que te quiero, pero, ¿Crees que estuvo correcto lo que hiciste en la fiesta?  Esto te dará la oportunidad de escuchar el punto de vista de tu hijo. También puedes preguntarle, ¿Crees que lo podrías haber hecho de otra manera?

    9.    No lo tomes personalmente: uno de los mayores errores que los padres pueden cometer es tomar el comportamiento de sus hijos personalmente.

Lo que te pasa a ti, no solo te pasa a ti, si no a otros padres. Así que no caigas en la trampa de culparte, porque los hijos de tu vecino están haciendo lo mismo con sus padres. Igual que la hija de tu prima está haciendo lo mismo con sus padres.

Todos los niños tienen conflictos con sus padres. Tu función es lidiar con el comportamiento de tu hijo de una manera objetiva como sea posible. Debes aprender una forma efectiva de lidiar con el comportamiento de tu hijo.

Aprendí que el trabajo de un padre, es enseñar a mis hijos a que aprendan a manejar sus pensamientos y emociones de una manera más efectiva. Y a la vez enseñarles a ser más respetuosos. Así que no tomes nada personalmente.

Nunca es demasiado tarde para mejorar el comportamiento de su hijo

Si te encuentras en una situación con uno de tus hijos que parece imposible mejorar, puedes empezar en cualquier momento intentar a mejorarla. Solo necesitas comenzar a intervenir y establecer límites claros.

“Nuestros hijos necesitan límites, aunque protesten”. Y siempre van a protestar, tu trabajo es no reaccionar cuando protestan, sino que entiendan las reglas y consecuencias.

Lo que importa, es que tus hijos sientan que son importantes, que los amas y que realmente quieres que tengan éxito.

Recuerda lo siguiente, nuestros hijos no nos lo agradecerán ahora, pero eso no importa. No se trata de hacer que nos lo agradezcan, se trata de hacer lo correcto. Y si hacemos lo correcto hoy, ellos se darán cuenta en el futuro quien somos como padres.



1 comentario: