10 MANERAS DE MOTIVAR A TU HIJO PARA QUE MEJORE EN LA ESCUELA


“Una Estructura De Trabajo, Ayuda A Tu Hijo Con Su Desarrollo”

Como padres, invertimos en la vida académica de nuestros hijos porque sabemos lo importante que es para su futuro. Desafortunadamente, nuestros hijos no siempre parecen compartir nuestra preocupación sobre su futuro.

Entonces ¿Cómo crees que puedas motivar a tu hijo que no quiere hacer su trabajo escolar?

Sabemos esto porque continúan priorizando ver YouTube, jugar o pasar el rato con sus amigos en vez de hacer su trabajo escolar.

¿Por qué no se motivan nuestros hijos para que les vaya bien en la escuela? Si es de su interés, ¿Por qué no quieren tener éxito tanto como nosotros queremos que ellos tengan éxito?

El problema está, que en la escuela se requiere disciplina y trabajo. Es nuestro trabajo como padres enseñarles a que aprendan a ser disciplinados. Pero la motivación no puede ser forzada. Y si intentas obligar a tu hijo a ser motivado, casi siempre empeora las cosas.

Sin embargo, existen pasos positivos que puedes tomar, para ayudar a tu hijo a motivarse para mejorar en la escuela. Necesitas establecer una “estructura” que le permita a tu hijo tener una mejor disciplina y seguimiento.

Una estructura mejora las posibilidades de que tu hijo tenga éxito y esto lo impulsa a tener motivación al hacer las cosas.

Esta estructura mejora las posibilidades de que tu hijo tenga éxito y el sabor del éxito es lo que impulsa la motivación.

Les comparto los siguientes 10 consejos que nosotros implementamos que ayudó a nuestros hijos a tener éxito y estar motivados en la escuela:

   1.    Mantente positivo: mantén una relación abierta, respetuosa y positiva con tu hijo. Recuerda que tu hijo y tú, están en el mismo equipo. Esto te permite ser influyente y es la herramienta de crianza más importante.

Castigar, predicar y amenazar no te ayudará con la relación con tu hijo. Tener sentimientos de ansiedad, frustración y miedo es algo normal, pero reaccionar emocionalmente ante tus hijos, es ineficaz y empeora las cosas.

Recuerda, tu hijo no se comporta de esta manera con el propósito de hacer que tu vida sea miserable. Tu trabajo es ayudar a tu hijo a que aprenda a ser responsable.

  2.    Incorpora la regla “Hacer para recibir”: una de las lecciones de la vida es, que nos pagan después de hacer el trabajo y necesitas enseñar esto a tus hijos.

Te preguntan, ¿puedo ir a la casa de Juan? y Tú le preguntas, ¿Ya terminaste de estudiar?  Y le dices, recuerda hijo, “si tú haces tus tareas, podrás hacer lo que quieres hacer”

Necesitas enseñar esto a una temprana edad. Hacerles preguntas a nuestros hijos, nos ayudó a tener un buena relación con ellos. Lo importante es que tú preguntes cuando ellos te piden permiso y les recuerdes la regla.

Con esta regla, “les estas ayudando a que su cerebro aprenda a tomar decisiones y a ser disciplinado”.

  3.    Crear estructura para tu hijo: si tu hijo no está estudiando y sus calificaciones están bajando, quiera el o no, tienes que intervenir. Entiende lo siguiente, no estas para hacer la tarea por él, sino necesitas establecer un estructura que le ayude a él, hacer su tarea.

La estructura: incluye horarios de estudio programados, tener la computadora en un lugar público de su casa para que no se distraiga con juegos. Debes establecer una regla como, "No se permiten videojuegos ni aparatos electrónicos hasta que hayas terminado tu tarea”.

Tu hijo debe dedicar una cierta cantidad de horas al tiempo de estudio. Está bien que escuchen música, pero cuidado con lo que escuchen. Cuidado con las distracciones, como el celular y los mensajes que recibe.

Debes explicarle que la estructura es una manera de ayudarlo a desarrollar una buena ética de trabajo y a enfocar para hacer un mejor trabajo.

  4.    Reunirte con el maestro: si las calificaciones y los hábitos de trabajo de tu hijo no son buenos, puedes establecer un plan al sentarse con él y su maestro.

Establece la regla de que consulte con el maestro antes de regresar a casa para asegurarse de que tiene todas sus tareas asignadas. Además, que se asegure en la mañana que lleva su tarea a la escuela.

Cuando tu hijo mejore el manejo de su tiempo, complete sus tareas y se organice, es tiempo de tenerle confianza que él lo puede hacer solo.

  5.    Identificar un lugar de estudio: ayuda a tu hijo a encontrar un lugar tranquilo

y lejos de los hermanos y hermanas para estudiar. Una vez encuentre ese lugar, debe mantener ese espacio para estudiar.

Para mantener a tu hijo enfocado, es necesario sentarse a un lado de él, mientras hace su tarea. Él sentirá apoyo al estar cerca para ayudarlo a asegurar que termine la tarea.

Si se atora, está bien ayudarla pero que el haga el trabajo. Revisa su trabajo de vez en cuando y hazle preguntas a ver si entiende. Si no entiende, explícale con preguntas. Recuerda, cada hijo necesita aprender la habilidad de tratar con cualquier material difícil.

  6.    Divide las tareas en piezas manejables: a veces será necesario ayudar a tu hijo a que divida sus tareas en partes más pequeñas y que organice en un calendario lo que debe hacer cada día. Un calendario de pared es una buena opción.

  7.    Debes ser firme y consistente con las reglas de la tarea: debes ser positivo y a la vez debes ser firme. Debes consistentemente dar seguimiento a las reglas que estableces. Ser firme y consistente le envía el mensaje a tu hijo de que sabe que puede tener éxito.

Tu hijo debe sentir que eres firme y existen consecuencias al no cumplir con las reglas. Es importante que no solo sean amenazas las consecuencias. Él debe de saber que si no hace su trabajo, no tendrá buenas calificaciones en la escuela.
Trata de enfocarte en apoyarlo y alentarlo.

  8.    Cuidado con su nivel de ansiedad: gran parte de la falta de motivación de tu hijo (o lo que parece ser irresponsabilidad) podría ser su ansiedad o vergüenza por lo académico y el trabajo escolar. Es difícil que tu hijo pueda reconocerlo y explicártelo, porque no tiene la habilidad de hacerlo.

La ansiedad puede malinterpretarse como una actitud pésima, falta de motivación e irresponsabilidad. A menudo, el encubrimiento de estas emociones vulnerables puede tomar la forma de actuar, cerrar, evitar o desafiar.

Un poco de ansiedad puede motivar, pero mucha ansiedad bloquea la capacidad de pensar en tu hijo. Es importante mantener tus emociones bajo control, porque puede ser la ansiedad de tu hijo y no su pereza.

Te recomiendo que le ayudes a calmarlo con fortalecer una mejor estructura para que haga su trabajo, esto le ayudará a reducir su ansiedad.

  9.    No sobrecargues a tu hijo: es estresante y frustrante ver a tu hijo intentar y no alcanzar su potencial. No pienses que puede ser falta de motivación de parte de él y tampoco sientas que es tu culpa, así que mantente calmado en vez de reaccionar y cambiar la estructura para que tu hijo tenga éxito.
    
    Si sientes la tentación de ayudar a tu hijo a completar su trabajo, no lo hagas y resiste la tentación. Él puede sentir que te estas desesperando y puede reaccionar a tu ansiedad y puede empeorar la situación.

    Si él no se esfuerza a hacer su trabajo, es importante que el sufra las consecuencias, buenas o malas. Una mejor opción, es ser el entrenador de tu hijo. Establece la estrategia y mantente al margen. El encontrará su propia dirección, cuando la encuentre, felicítalo.

  10. No te obsesiones con el futuro: cuando tu hijo parece no tener interés en su vida, no te preocupes de lo que va a pasar en el futuro. No te preocupes de que no va a tener éxito, sino interésate en introducirlo a diferentes actividades y esto depende la edad que tenga.

Nosotros introducimos a nuestros a hijos, un segundo idioma (español), deportes en equipo e igual individuales. Intentaron actuar en una obra de teatro, ahorrar e invertir. Viajar con nosotros y con amigos, tomaron clase de nadar y luego buceo. Todo lo que hagan al crecer les va ayudar en el futuro.

Concéntrate en los rasgos positivos de tu hijo y ayúdelo a trabajar en lo que intenta hoy. ¿Es extrovertido? ¿Servicial? ¿Un buen cocinero? ¿Bueno con autos o electrónica? Concéntrate en todas las cosas que con lleva una persona desarrollada y exitosa, no solo académicos y calificaciones.

Ayuda a tu hijo a desarrollarse de manera social, creativa y emocional. Recuerda siempre tener en cuenta el panorama general de tu hijo en el futuro.

Y Finalmente, toma en cuenta todos estos consejos, y piensa donde está tu hijo, especialmente en su edad. Deja que intente todo, pero cuidado con sobre protegerlo por tu preocupación. Tu hijo tiene un largo camino por recorrer, déjalo que intente todo.

La estructura que tú inicies con él, ayudará a motivar a tu hijo a tener éxito. 

Te recomiendo el siguiente link:


Déjanos un comentario para ayudar a otros padres. 


6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias: cuando nos pasa algo con nuestros hijos, debemos tener un plan de accion.

      Eliminar
    2. Una buena práctica, es no reaccionar

      Eliminar
  2. Excelente informacion.Gravias Grrvo ..ya la comparti con Familiares y amigos 😉😉

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuestros hijos siempre nos sorprenden con algo, "hacerles preguntas sobre la situacion es lamejor opcion? Gracias

      Eliminar
    2. si queremos que nos hagan caso, hablar con preguntas es la mejor opcion

      Eliminar