¿TU HIJO TE MIENTE?: Como manejarlo en los niños


¿Recuerdas Haber Mentido de Niño y Recuerdas Por Qué?

Entender Porque Miente Un Hijo

El comportamiento disimulado y la mentira son algunos de los problemas más difíciles para los padres. Cuando tu hijo miente y se ve sospechoso, puedes sentirte que te traicionó y comienzas a sentirte que es un problema moral. En ese momento puedes empezar a cuestionar su carácter o puedes comenzar a detestar a tu hijo.

Estos son los momentos en que los padres necesitan poder parar y no concentrarte en el comportamiento o no tomarlo como algo personal.

El comportamiento mentiroso y astuto no está bien, pero no quiere decir que tu hijo sea una mala persona. Sin embargo, significa que tu hijo tiene un problema de comportamiento que debe abordarse.

Seamos realistas: muchos de nosotros fuimos culpables de no decirle las cosas a nuestros padres cuando éramos más jóvenes. Quizás mentimos sobre a dónde íbamos o con quién íbamos a estar. Incluso podríamos haber pensado que estábamos justificando en ese momento y se nos ocurrieron todo tipo de razones para explicar nuestro mal comportamiento.

Abordar El Comportamiento Disimulado Cuando Sucede
Cuando atrapes a tu hijo en una mentira o haciendo algo astuto, díselo de inmediato. Recuérdale que el comportamiento es inaceptable y le das la consecuencia. Cuando las cosas estén tranquilas, le habla sobre formas de cómo puede resolver su problema (y más sobre esto a continuación). Cuando se haya portado mal y te hayan mentido al respecto, le hablas sobre el mal comportamiento y que es igual que una mentira.
Si piensas que tu hijo te estada mintiendo y se está escondiendo, pero no tienes los detalles específicos o la escusa completa, les compartes que sospechas de lo que esta haciendo. Dile que le darás un seguimiento y que supervisarás su comportamiento más de cerca.
No Te lo Tomes Personalmente y Mantén La Calma
Tus hijos no son astutos para lastimarte. Cuando tus hijos son astutos, es porque quieren algo o porque tienen un problema que resolver. Pero resuelven problemas de la manera incorrecta y es tu trabajo, entrenarlos para que lo hagan de la manera correcta.
Mantente calmado y enfócate en su comportamiento. Si estás tranquilo, la situación será mucho más fácil de manejar. Incluso si sientes que es una traición personal, trata de evitar estar emocional en la discusión con tu hijo. Simplemente compórtate de una manera profesional y se objetivo y concéntrate en su comportamiento y las consecuencias.
Ten Una Conversación Para Resolver Problemas
A veces debes tener una conversación con tu hijo, sobre cómo debe resolver sus problemas de una manera correcta, una forma que no implique mentir o ser sospechoso.

Entiende que no debes tener esta conversación de inmediato, cuando te enfrentas a su comportamiento sospechoso. En cambio, tómate un tiempo para que tu hijo piense sobre lo que hizo y cómo debe comportarse de manera diferente en el futuro. Esto le dará tiempo para prepararse para esta discusión tan importante.

Lo importante es que también te da el tiempo para calmarte, lo cual es importante porque estas conversaciones deben realizarse sin emocionarse.

Una manera de comenzar estas conversaciones de resolución de problemas, es hacer que tu hijo haga “tarea” con anticipación. Pídeles que piensen en su comportamiento y estén preparados, ya sea verbalmente o por escrito.

Así se van a dar cuenta, en lo que estaban pensando cuando hicieron lo que hicieron, cuáles fueron los problemas con el comportamiento y cómo podrían comportarse en esta situación en el futuro. Siempre es más útil cuando las ideas para resolver problemas provienen directamente de tu hijo.

Cómo Manejar Una Mentira
Sabías que los niños no entienden que tan hirientes pueden ser las mentiras. Sus pensamientos son inmaduros y mienten sin darse cuenta y como sus mentiras afectan a los demás.
Hay diferentes niveles de mentiras con diferentes efectos sobre los demás. Cada mentira requiere una consecuencia diferente y es el trabajo de los padres es reiterar esas consecuencias y ser firmes y consistentes.
Si la mentira de tu hijo parece ser más frecuente y preocupante, puede ser necesario comunicarte con amigos. Pregúntales si saben algo por lo que tu hijo pueda estar pasando.
Hazle saber a tu hijo que estás preocupado y te preocupa su comportamiento y que lo estarás vigilando. No les va a gustar esto, pero debes hacerles saber que te importan. Diles que tienen que ser sinceros contigo. Incluso puedes decirles que como padre es tu trabajo ayudarlos a seguir las reglas en su hogar.
Comprender Por Qué Los Niños Mienten
Entiende que tu hijo sabe que mentir está mal. Pero no importa, de todos modos miente. Pueden mentir porque no saben cómo resolver sus problemas, mienten para salir de una consecuencia porque piensan que es su única opción y porque tienen miedo de las consecuencias.
Si crees que mentir es un problema de solucionar como cualquier otro problema y no crees que sea moral, entonces le puedes ayudar a tu hijo. Puedes compartir estrategias para que pueda dejar de mentir en el futuro.
Lo que nosotros encontramos efectivo, fue abordar su comportamiento y compartirle las consecuencias. Después le ayudamos a aprender diferentes formas de obtener lo que quería, en vez de mentir.
Creo que es efectivo,  tener una conversación sobre cómo encontrar una mejor manera de resolver los problemas que no implican mentir.
Cómo Manejar El Robo
Si el comportamiento sospechoso de tu hijo ha lastimado a otra persona, esto lo debes abordar inmediatamente. Robar es un ejemplo de uno de estos comportamientos que lastima a otros. Si descubres que tu hijo le robo algo alguien, las consecuencias deben ser lo siguiente:
1. Debes hablarle del comportamiento de robar
2. Pedir perdón a la persona que fue lastimada
Por ejemplo, si tu hija sorprendió a su hermano tomando dinero de ella, tu conversación con su hijo debe de ser la consecuencia del robo. La consecuencia podría ser el perder los privilegios electrónicos hasta hacer la paz con su hermana. Luego, debe enmendar a su hermana pagándole
Si tu hijo saca dinero de tu billetera, también está robando. Les dice que el comportamiento es inaceptable y que observarás tu dinero mucho más de cerca.
Si tu hijo continúa robándote, es hora de tratar de averiguar en qué está gastando el dinero. Esto puede conducir a descubrir otros comportamientos que deberán abordarse. Podría haber problemas con las drogas o el alcohol.
Llamadas de Teléfono Sospechosas
Si tu hijo esconde su teléfono por la noche y envía mensajes de texto hasta altas horas de la madrugada con su amiga, debe de haber una consecuencia, porque no creo que deba de estar esto permitido.
Pero recuerda, tú controlas el teléfono, porque estás pagando las facturas. Y debes informarle a tu hijo que ha infringido las reglas del teléfono y que no tendrá el privilegio de usarlo durante un período de tiempo razonable (dependiendo de la edad de su hijo y de si esto es algo único o no).
Salir de Casa Por La Noche
Si tu hijo sale de casa a escondidas por la noche, le debes recordar las reglas referido a escaparse de casa sin permiso y luego considerar el riesgo del comportamiento.
¿Tu hijo de 15 años se escapa de noche, va a la casa de su amigo solo para pasar el rato? ¿O tu hija adolescente se va todas las noches para ir a la casa de su novio donde hay drogas y alcohol?
Algunos comportamientos y patrones de comportamiento sospechoso, son mucho más peligrosos y riesgosos que otros y deben abordarse con más seriedad.
Cuando tu hijo está tranquilo y es un mejor momento para hablar sobre lo que hizo, es útil tratar de averiguar cuál fue la motivación. ¿Fue para estar con un novio o novia? ¿Usar drogas? ¿Tener sexo? ¿O simplemente para pasar el rato con un grupo de niños?
Recuérdales a ellos que el comportamiento sospechoso no está permitido y va en contra de las reglas de tu casa. Tu conversación debe incluir una discusión corta y directa de los riesgos y peligros del comportamiento y su preocupación por la seguridad de su hijo.
Las consecuencias y la conversación deben coincidir con el nivel de preocupación de seguridad. Por ejemplo, si tu hijo estuvo en su teléfono toda la noche y es la primera vez que lo hizo, debes quitarle el privilegio del teléfono. Esto debe durar hasta que cambie el comportamiento.
Si tu hijo sale a escondidas de la casa y se convierte en un patrón, las consecuencias deben ser más serias.
Tener un mensaje consistente sobre el comportamiento disimulado
Dile a tu hijo que mentir y otros comportamientos sospechosos no son aceptables en la familia. Explícale que necesita encontrar mejores formas de resolver sus problemas que sacarle la vuelta a las reglas. Indícale los valores y tus expectativas dentro de la familia.
Recuerda, aunque el comportamiento sospechoso es normal para los niños, no está bien. Simplemente puedes decirles:
“Mentir no es una buena forma de resolver tus problemas. ¿Crees que está bien mentir? No permitimos esto en nuestra familia".
A tu hijo no le gustará cuando lo confrontes con un comportamiento sospechoso. Inicialmente le molestará que lo atrapes o que sospeche de eso. Y definitivamente no le gustarán las conversaciones incómodas y las consecuencias que siguen.
Pero eso está bien. Al hacerlo, estás haciendo tu trabajo como padre. Solo mantén la calma y sé claro sobre el mal comportamiento y las consecuencias. Y luego guíalo a formas más saludables de resolver sus problemas.
Comparte este artículo con otras personas, ya que se pueden beneficiar.

0 comentarios:

Publicar un comentario